viernes, 20 de noviembre de 2015

Felicitación del Excmo Comandante y Gran Maestre Fundador de la OCSSPSIL, a S.E.R el señor Gran Prior Geneal de Argentina de la Orden de del Santo Sepulcro de Jerusalen, Mons Hector Aguer, Arzobispo de la Plata,.por los nuevos Caballeros e imposición de insigneas.


Don Carlos Gustavo LavadoRuíz & Roqué Lascano 
Comandante Maestre Fundador Orden de los 
Caballeros de Su Santidad el Papa 
"San Ignacio de Loyola"

En una ceremonia efectuada el jueves 5 de noviembre en la basílica de Nuestra Señora del Pilar, en el barrio porteño de Recoleta, ante una asistencia que colmaba el templo, el lugarteniente en la Argentina de la Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén, Eduardo Santamarina, realizó la investidura de siete nuevos caballeros y la imposición de las insignias de Caballero Comendador a tres caballeros promovidos a ese grado. 

La celebración eucarística fue presidida por monseñor Héctor Aguer, arzobispo de La Plata y Gran Prior de la Orden.

La Orden del Santo Sepulcro 


La celebración comenzó con unas palabras de apertura que tuvieron el propósito de explicar brevemente las características de la Orden y la ceremonia que se iba a realizar. 

Los orígenes de la Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén se remontan a las Cruzadas y desde entonces fue organizada y enriquecida de privilegios por los Sumos Pontífices, por ello se encuentra bajo la protección de la Santa Sede y, aunque su Gran Maestro (actualmente el cardenal John Patrick Foley) reside en Roma y por integrar la estructura de la Santa Sede es una persona de derecho canónico con personería jurídica vaticana, el centro histórico de su obra continúa siendo Jerusalén. 

Las fórmulas y plegarias de hoy no son materialmente idénticas a los rituales de la Edad Media, cuando ser armado Caballero del Santo Sepulcro significaba abandonar afectos, bienes materiales, hogar y patria, a fin de profesar la fe de Cristo en los combates contra los infieles y ejercer la caridad hacia el prójimo. 

La actual ceremonia de “cruzamiento” tiene sin embargo el mismo profundo espíritu de Fe y Caridad y son los mismos conceptos, a menudo expresados con palabras de esos antiguos rituales, los que hacen a la investidura de Caballero. 

También hoy, ser Caballero o Dama del Santo Sepulcro significa luchar por el triunfo de Cristo y de su Iglesia, con el firme propósito de vivir y dar testimonio de vida cristiana y proteger el legado cristiano en Tierra Santa, sosteniendo económicamente la actividad y las obras del Patriarcado Latino de Jerusalén. 

Los nuevos Caballeros investidos en esta celebración son: Gustavo A. Arigós, Urbano A. Díaz de Vivar, Eduardo J. Isasmendi Aguilar, Fernando Menéndez Behety, Joaquín D. Otero, Eduardo M. Quintana y Enrique Saguier Fonrouge. 

Luego se impusieron las insignias de su nuevo Grado a Jorge A. Colombres Mármol, Carlos A. Piedra Buena y Horacio M. Sánchez de Loria Parodi, quienes fueron promovidos a Caballero Comendador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario