miércoles, 28 de mayo de 2014

LA CORTE SUPREMA, LA REINCIDENCIA Y EL NUEVO CODIGO. Por S.E. el Muy Augusto Caballero Gran Cruz Don Martin Etchegoyen Lynch OCSSPSIL, Abogado y Doctor en Ciencias Penales, Ex Fiscal de San Isidro. CEO Crime Down Consulting.






Quiénes somos 


Los Caballeros de la Orden, soldados de Dios, somos jesuitas laicos, somos hombres y mujeres de frontera, dispuestos a estar en aquellos lugares donde hay situaciones de injusticia, donde otros no pueden o no quieren estar, donde se puede tener un efecto multiplicador en bien de la misión. Hombres preparados para responder a las necesidades de nuestro mundo, solidarizándonos con las víctimas de esta historia y así acompañar a Jesús rumbo a la cruz. Somos Compañeros de Jesús, amigos para la misión, y estamos al servicio de la Mayor Gloria de Dios.


Orden Caballeros del Papa en América
Los Jesuitas conquistaron Sud América para la Iglesia de Roma 
(dijo Lord Maculay)



Bandera de las Américas, adoptada como símbolo de las Américas
por la séptima conferencia internacional Americana de
Montevideo el 13 de diciembre de 1933

Bula de la Santa Cruzada en América
Se dedicaba a los gastos de la guerra contra los infieles


Uno de los puntos “de choque” del anteproyecto de Còdigo penal impulsado por el Juez Zaffaroni era el de la reincidencia, instituto que, en la pràctica, impide al condenado por segunda vez acceder al beneficio de la libertad condicional, la que si bien tambièn en la purga de la primer condena es facultativa de los jueces otorgarla, el garantismo extremo lo ha hecho regla.

Por suerte llega a la Corte Suprema el caso “Arèvalos” y en èl los Ministros de la Corte han dejado en claro que la reincidencia no viola el principio del “non bis in idem” dejando de lado los criterios del apelante.

Es esto suficiente ?

Por ahora sì, parece dejar zanjada la cuestiòn y a la vez lateralmente empujar un poco màs hacia el “archivo” al nuevo còdigo Zaffaroniano, el que no sòlo no resulta necesario, sino que va a todas luces en contra de lo que la sociedad demanda, leyes fuertes que sean el instrumento para la lucha eficaz contra la delincuencia.

El garantismo nos dice que un còdigo penal por sì bajarà el ìndice de delincuencia. Estamos de acuerdo en ello, sobre todo si se sigue con la irrisoria cifra del 3%  de condenas del 100% de los delitos investigados. El ciudadano inclinado al crimen teme por la posibilidad cierta de la aplicaciòn de la ley, no por una ficciòn.

Ahora bien, un Còdigo con penas màs bajas e institutos garantistas sì lo solucionaria? En absoluto. Empeorarìa aùn màs las cosas. No sòlo por el hecho de que todos los condenados saldrìan en masa a pedir revisiòn de sus condenas por el principio de pena màs benigna.

Si el Còdigo actual no ejerce sobre la poblaciòn “una amenaza seria” de sanciòn, lo que se conoce como prevenciòn general, al menos ejerce la particular, cuando encuentra a jueces serios aplicàndolo.

Por ejemplo, si hoy a un violador reincidente le podemos imponer 50 años de prisiòn y cancelarle la posibilidad de que salga a la calle anticipadamente, con el nuevo tendrìamos –en el mejor y màximo de los casos- que imponerle una pena de 30 años, no habrìa declaraciòn de reincidencia, y a los 15 pasarìa a gozar de libertades “alternativas”.

Hay diferencia entre ver a un violador serial a los 15 años por la calle o verlo a los 50 ?

Al menos para la vìctimas SI.

No toda reforma es buena, el Còdigo Penal actual no por tener años es malo, sòlo hay que aplicarlo, y si lo reformamos, que sea pensando en la vìctima una vez.

Como ejemplo (entre las varias que he propuesto pùblicamente) les dejo las siguientes ideas de reformas a incluir :


A) Modificaciòn del art 42 CP Tentativa, agregado in fine.

Porque no creemos que un delincuente que agota sus medios para cometer un delito grave merezca reducciòn de pena por fracasar en el intento (razones ajenas a su voluntad). Ej: es justo reducirle la pena al criminal que baleò a la embarazada Carolina Pìparo sòlo porque ella no muriò ?

B) Incorporaciòn del art 108 bis: Delito de puesta en peligro a menores (Child Endagerment).
  
Se debe convertir en delito autónomo el poner a menores en peligro por falta de supervisión por parte de quien estè a cargo.

El menor debe ir a la escuela obligatoriamente. El padre, madre o tutor que los deje sin este derecho a la educación o los explote por ej. en actividades callejeras debe responder ante la justicia. Se debe aplicar la Convención de Derechos del Niño, la que actualmente sólo se utiliza para dejar a menores delincuentes libres, sin preocuparse el Estado del futuro de los niños al momento en que son victimizados.
  
C) Modificaciòn del art. 52 CP, Reclusiòn por tiempo indeterminado.

Se debe terminar con la eterna repitencia delictual de criminales peligrosos.
Procederà cuando acumule:

  1. Tres penas privativas de libertad (condenas), siendo una de ella mayor de 3 años.
  2. Cuatro penas privativas de libertad (condenas), de 3 años o menores.
Se consideraràn firmes a los efectos de este artìculo, las condenas confirmadas en doble instancia, ej. tribunal oral y casaciòn, o tribunal sentenciante y Superior tribunal provincial, sin perjuicio de los eventuales recursos extraordinarios que se presenten.

Gracias por leler





No hay comentarios:

Publicar un comentario