martes, 1 de abril de 2014

¿Que es el fracking? Por el Dr. Alfredo Martín.






Quiénes somos 

Los Caballeros de la Orden, soldados de Dios, somos jesuitas laicos, somos hombres y mujeres de frontera, dispuestos a estar en aquellos lugares donde hay situaciones de injusticia, donde otros no pueden o no quieren estar, donde se puede tener un efecto multiplicador en bien de la misión. Hombres preparados para responder a las necesidades de nuestro mundo, solidarizándonos con las víctimas de esta historia y así acompañar a Jesús rumbo a la cruz. Somos Compañeros de Jesús, amigos para la misión, y estamos al servicio de la Mayor Gloria de Dios.

Orden Caballeros del Papa en América
Los Jesuitas conquistaron Sud América para la Iglesia de Roma 
(dijo Lord Maculay)

Introducción:

El estrato geológico en donde se encuentra el yacimiento de gas o petróleo, se conoce como "roca madre" y muchas veces está ubicada a más de 4.000 metros de profundidad. Los poros de esta "roca generadora" se encuentran saturados con hidrocarburos líquidos o gaseosos y no tienen ningún tipo de movilidad porque están confinados por un conjunto de sedimentos suprayacentes con miles de metros de espesor. El “fracking” es conocido como “fracturación hidráulica” (hydraulic fracturing) y este procedimiento permite “romper” la roca con el objeto de ensanchar las fracturas contenidas en el sustrato pétreo y por estas fisuras se movilizan los hidrocarburos al exterior. En general se trata de una técnica utilizada para extraer gas natural y petróleo de yacimientos no convencionales y consiste en explotar los hidrocarburos acumulados en los poros y fisuras de rocas sedimentarias estratificadas de grano fino o muy fino y para extraerlos es necesario inyectar millones de litros de agua mezclados con bentonita y otros productos peligrosos para la salud de las personas. Se debe hacer una diferenciación entre yacimientos convencionales y no convencionales, los primeros no suelen superar los 2.000 metros de profundidad para alcanzar la "roca almacén", en cambio para encontrar hidrocarburos no convencionales se debe perforar entre los 4.000 o 5.000 metros de profundidad para llegar a la roca generadora. Además, el costo es significativo porque construir un pozo vertical de gas o petróleo en un yacimiento convencional en Argentina requiere una inversión cercana a los 7 millones de dólares y se pueden extraer hasta un 30% de las reservas, en cambio cuando se utiliza fracturación hidráulica (fracking) suele ser tres veces más caro, sin embargo explotar estos carburantes no convencionales es una tarea difícil porque los combustibles encerrados a grandes profundidades son mucho más laboriosos para extraer y debido a su escasa porosidad se recuperan entre el 8 y el 15% de las reservas, pero, tienen una ventaja importante y son los enormes volúmenes de roca madre ubicada dentro de la cuenca.


La Fracturación Hidráulica. 

La fracturación de las rocas alcanzó un éxito notable a partir del año 1949 cuando se comenzó a utilizar este método y hoy en día es moneda corriente en algunos yacimientos no convencionales. Ésta técnica consiste en ejecutar una perforación vertical hasta unos 1.000 metros de profundidad aproximadamente y a partir de ese punto se introduce una herramienta encargada de desviar paulatinamente su eje vertical, hasta alcanzar una posición horizontal. Posteriormente, se prosigue perforando horizontalmente unos 1.500 metros y se introduce en la roca madre un fluido a elevada presión con partículas sólidas (arena) en suspensión con el objeto de generar una serie de fracturas y la arena es forzada a invadir las grietas preexistentes para agrandarlas y mantenerlas abiertas para que el petróleo o el gas puedan moverse libremente a través de ellas (ver figura 1). La mezcla del fluido conjuntamente con la arena es succionada en superficie y es inyectada en la perforación mediante poderosas bombas, las cuales disponen de una presión entre 1.000 a 1.200 kg/cm2 y el empuje ejercido por el fluido se encarga de fracturar las rocas del subsuelo.

El Reservorio de Vaca Muerta (Neuquén). 

La mayoría de las personas se pregunta ¿Porqué tanto interés internacional en el yacimiento de Vaca Muerta?. Según los estudios del Departamento de Energía de Estados Unidos las formaciones geológicas ubicadas en Argentina, contienen uno de los recursos de petróleo y gas no convencionales más grandes del mundo y nuestro país ocuparía el cuarto lugar con una reserva de petróleo (shale oil) de 27.000 millones de barriles, después de Rusia, EE.UU. y China y si Argentina encuentra un método rentable para extraer estos hidrocarburos de rocas profundas podría competir con Venezuela como principal productor sudamericano de combustibles, pero, nuestro país depende en gran medida de estos carburantes y el gobierno quiere explotar estos recursos para recuperar el autoabastecimiento energético perdido. El otro problema radica en que no tiene la tecnología necesaria para perforar estos pozos, por ese motivo se asoció con Chevrón y esta empresa multinacional volcará unos 1.300 millones de dólares en el proyecto de Vaca Muerta. Si bien la inversión representa una porción muy pequeña, el propósito de esta sociedad consistirá en aprender a trabajar con las técnicas desarrolladas por esta compañía y si esto se concreta disminuirá fuertemente el aprendizaje del personal técnico referente a la construcción de los pozos profundos en un corto lapso de tiempo. Por los motivos expuestos, algunos expertos predicen que la República Argentina lograría convertirse en un gigante energético gracias a sus recursos no convencionales y recuperaría su autoabastecimiento en los próximos 10 años, siempre y cuando el costo para perforar y extraer los hidrocarburos profundos (no convencionales), sean menos costosos que importar petróleo de Venezuela y gas de Bolivia. En ese sentido, la República Argentina podría obtener los carburantes necesarios para abastecer su matriz energética que depende en un 52% del gas y en un 35% del petróleo, según el Instituto Argentino del Petróleo y del Gas (IAPG).

Problemas Asociados con la Salud y el Medio Ambiente. 

La técnica de extracción de gas no convencional denominada “fracking” lleva algunos años aplicándose en varios países, sobre todo en Estados Unidos, donde se han constatado una serie de problemas asociados a este tipo de explotaciones. Entre los problemas generados se puede destacar lo siguiente:

Grandes Consumo de Agua: El proceso de fractura hidráulica consume enormes cantidades de agua y se ha calculado un volumen comprendido entre 10 y 30 millones de litros de agua para construir un solo pozo y este proceso podría generar serios problemas con los recursos hídricos superficiales y subterráneos en aquellas provincias con climas semiáridos. Así también el "agua de recuperación secundaria" (agua emergente a superficie), es un líquido severamente contaminante y en contacto con la tubería de revestimiento del pozo, corroería el hierro y provocaría daños irreparables a los acuíferos y el medioambiente. 

Contaminación de Acuíferos. Se inyectan 40,000 litros de elementos químicos altamente contaminantes y retornan a la superficie para ser depurados, además, estas empresas no detallan las técnicas utilizadas para su purificación, como así también no especifican la cantidad de fluido retornable a superficie porque existen más de 220 elementos químicos y algunos de ellos son mutagénicos y estos pueden contaminar el agua mediante la migración de contaminantes a través del subsuelo, porque se pueden verter en los acuíferos utilizados para suministrar agua potable. 

 • Contaminación del Aire: Las fugas de gas generados por fisuras en las tuberías, también contribuyen a la contaminación del aire y al incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero, porque el gas extraído no convencional está formado en gran parte por metano más pesado que el aire y tiende a acumularse en superficie. De hecho, el país con más experiencia en las técnicas de fracking son los EE.UU. y los compuestos químicos están exentos de la regulación federal y la información sobre ellos está protegida por grandes intereses económicos. 

Terremotos: Se ha constatado un aumento considerable de la sismicidad en áreas coincidentes con los periodos de fracturación hidráulica y esta sismicidad es de singular peligrosidad para las centrales hidroeléctricas, centrales nucleares, depósitos de almacenamiento de combustibles, refinerías, oleoductos, diques, etc.



Terrenos Ocupados. Durante el trabajo de perforación se suelen ocupar entre 1 y 3 plataformas por km2, con una ocupación de 2 hectáreas por cada pozo terminado y esta posesión genera un gran impacto paisajístico negativo. Además, el periodo de vida de cada uno de estos pozos varía entre 7 y 15 años, pero este tiempo obedece a la riqueza energética cedida por el yacimiento.

Situación Legal en Otros Países. 

Es EEUU el verdadero motor y exportador de esta técnica y está impulsando su expansión en el resto del mundo, por este motivo, algunos países europeos están tomando algunos recaudos: En Europa se declararon una serie de moratorias o prohibiciones al fracking, por ejemplo en Francia, Bulgaria, Irlanda, Rumanía, España y en Austria, se impusieron límites ambientales estrictos para la utilización de esta técnica. En Estados Unidos, en donde se está utilizando ampliamente la fractura hidráulica desde hace más de una década, la oposición popular está muy extendida tras comprobarse los peligros reales de este método.

Discusión. La fracturación hidráulica no solo permitiría a la Argentina avanzar sostenidamente en el “ranking” de productores de petróleo mundiales y puede introducir al país la tan ansiada independencia energética y como consecuencia, las importaciones de crudo caerían vertiginosamente y se generaría un despegue por la producción de “shale gas” (gas de esquisto) y “shale oil” (petróleo de esquisto). Según expertos calificados manifiestan que las reservas potenciales de gas no convencional es suficiente para abastecer el consumo energético de nuestro país durante al menos una década, solamente de Vaca Muerta. Además, resulta notable la escasez de datos geológicos disponibles en las cuencas aún no productivas y estas podrían deparar apetecibles sorpresas en cuanto se refiere a los hidrocarburos a nivel convencional como no convencional y los últimos estudios geoquímicos, geológicos y geofísicos realizados por YPF demuestran la existencia de una cuenca argentina con un promisorio potencial y la exploración recién está comenzando a indagar por estos días y se trata de la cuenca Chacoparanaense, la cual abarca las provincias de Santiago del Estero, Misiones, Entre Ríos, Chaco, Santa Fe, Corrientes, Córdoba y Formosa y la idea es comprobar la existencia de un sistema petrolero en donde intervengan los recursos no convencionales.

Conclusiones. 

Existen en el territorio de Santiago del Estero alrededor de unas 15 perforaciones, las cuales no superan los 2.000 metros de profundidad y la mayoría de ellas fueron ejecutados por la entonces YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales). Además, los estudios emprendidos en busca de hidrocarburos en la cuenca Chacoparanaense fueron exiguos y se sabe muy poco sobre las características geológicas del subsuelo, como así también sobre las investigaciones relacionadas con el gas y el petróleo. Pero, la geofísica superficial reveló mediante sísmica de reflexión y refracción una serie de trampas estructurales conocidas como anticlinales, las cuales fueron perforadas sin haberse encontrado trazas de hidrocarburos líquidos en algunos departamentos de la provincia. Pero, lo mencionado precedentemente, no constituye una limitante porque el proceso de fracturación hidráulica (fracking) abre enormes posibilidades. Si bien los expertos en temas petrolíferos señalaron una migración del petróleo hacia el norte, se estima que el gas remanente aun se encontraría retenido en algunas áreas del subsuelo de la provincia, pero en formaciones geológicas comprendidas entre los 3.500 y 4.500 metros de profundidad. En ese sentido, la roca madre o generadora de los hidrocarburos pertenece a los periodo geológicos del Devónico - Carbonífero, denominada formación Rincón, Sachayoj y Charata y está constituida por lutitas y pizarras negras porque tiene una cantidad considerable de carbono y se encuentra tapizando gran parte del subsuelo de Santiago del Estero con una superficie de 350.000 km2. Además, el éxito alcanzado por los Estados Unidos al reducir el precio del gas permitió abrir los ojos a los gobiernos del mundo de Australia, China hasta Argentina. Pero, como nuestro país tiene una gran dependencia de gas y petróleo de otros países y está importando energía desde el año 2010 por un valor de 10.000 millones de dólares anuales se comenzaría a buscar el autoabastecimiento energético en el subsuelo de Santiago del Estero y si existe gas se convertiría en una provincia exportadora y las regalías permitirían aumentar sorprendentemente el PBI (producto bruto interno) y pasaría a ser el principal importador de Sudamérica porque: a) la provincia está ubicada en el centro de la cuenca sedimentaria más extensa de América del Sur con miles de kilómetros cuadrados de superficie y b) en profundidad se encuentra la roca generadora de los hidrocarburos gaseosos que pueden ser explotados mediante el fracking.


No hay comentarios:

Publicar un comentario