sábado, 22 de marzo de 2014

EL ABUELO. En la cumbrera e´su rancho se hizo nido la honradez, pa cuidarlo en su vejez bajo el calor de su manto. Payada de Don Adolfo "vasco" Zabalza OCSSPSIL.






Quiénes somos 

Los Caballeros de la Orden, soldados de Dios, somos jesuitas laicos, somos hombres y mujeres de frontera, dispuestos a estar en aquellos lugares donde hay situaciones de injusticia, donde otros no pueden o no quieren estar, donde se puede tener un efecto multiplicador en bien de la misión. Hombres preparados para responder a las necesidades de nuestro mundo, solidarizándonos con las víctimas de esta historia y así acompañar a Jesús rumbo a la cruz. Somos Compañeros de Jesús, amigos para la misión, y estamos al servicio de la Mayor Gloria de Dios.

Orden Caballeros del Papa en América
Los Jesuitas conquistaron Sud América para la Iglesia de Roma 
(dijo Lord Maculay)

Don Juan Carlos Lavado (+)
con su bisnieto en brazos

EL ABUELO 

Añoso cual viejo Tala 
cien años cumple el abuelo, 
un criollo de nuestro suelo 
con manos ricas de pala, 
sus cicatrices avalan 
el duro trabajo e´campo, 
y en la cumbrera e´su rancho 
se hizo nido la honradez, 
 pa cuidarlo en su vejez 
bajo el calor de su manto.

Era apenas un cachorro 
cuando andaba boyereando, 
con la gomera colgando 
pa desgracia de algún tordo, 
supo entibiarse al rescoldo 
de unas leñas consumidas 
y sus manos entumecidas 
en la escarcha rastrojera, 
supieron de la señera 
marca que deja la espiga.

Anduvo de campo en campo 
luchando a brazos partidos, 
pa levantar aquel nido 
hecho de paja y de barro, 
sus hombros fueron el carro 
que aguanto la dura carga, 
de aquellas horas amargas 
bajo fríos y aguaceros, 
sin el calor de un brasero 
en noches que fueron largas.

Mas criollo que tiento e´lazo 
y llenito de nobleza, 
hoy blanquea su cabeza 
y a los recuerdos da paso, 
recuerdos que son abrazos 
entibiando sentimientos, 
postales de otros momentos 
que han quedado en su memoria, 
de una vida que es historia 
a través de tanto tiempo.

¡Cien años cumple el abuelo! 
por eso quiero cantarle 
y en estos versos desearle 
que se cumplan sus anhelos, 
y por ser un gaucho bueno 
de nobleza consabida, 
del otro lao de la vida 
desde una luciente estrella, 
vendrá el abrazo de aquella 

No hay comentarios:

Publicar un comentario