domingo, 8 de diciembre de 2013

La ingeniería política en el proceso de formación del poder gubernamental. Por S.E. el Señor Cab Tcnl Don José Javier de la Cuesta Avila OCSSPSIL.(LMGSM 1 y CMN 73).




Quiénes somos 

Los Caballeros de la Orden, soldados de Dios, somos jesuitas laicos, somos hombres y mujeres de frontera, dispuestos a estar en aquellos lugares donde hay situaciones de injusticia, donde otros no pueden o no quieren estar, donde se puede tener un efecto multiplicador en bien de la misión. Hombres preparados para responder a las necesidades de nuestro mundo, solidarizándonos con las víctimas de esta historia y así acompañar a Jesús rumbo a la cruz. Somos Compañeros de Jesús, amigos para la misión, y estamos al servicio de la Mayor Gloria de Dios.


Orden Caballeros del Papa en América
Los Jesuitas conquistaron Sud América para la Iglesia de Roma 
(dijo Lord Maculay)


El accionar político improvisado cae agotado en si mismo. El ejercicio del gobierno requiere saber y vocación aplicados en oportunidad. dado que sociedad esta en permanente innovación, lo que requiere conocimientos y creatividad con dedicación para actuar conforme los futuros escenarios.

Por S.E. Cab Don Jose Javier de la Cuesta Ávila OCSSPSIL

Es interesante como los dirigentes políticos tratan de llegar al poder y ser gobierno al lograr el apoyo de la ciudadanía. En nuestros días, se han desdibujado (diríamos han desaparecido) los partidos políticos que postulaban a los candidatos. La globalizacion y la tecnología han recuperado el personalismo del individuo. Detrás de esas personas, se agrupan, anonimamente, los que, asociados con sus ideas, se postulan en cargos inferiores. Este fenómeno, que nos llama la atención en el ambiente local, se repite y conforma con claridad, en la mayoría de los países, con la oferta de nombres y no agrupaciones. Los partidos políticos con una orientación fijada, ha dejado de ser oferta electoral, suplida por personas con ciertos antecedentes conocidos y promesas de futuro. Las democracias, de alguna manera, se han tornado en una rara especie similar a las monarquías, cuando no, el exceso de autoridad, lleva a ocultas formas de dictaduras. El personalismo, a lo largo de la historia, es un vicio que destruye la pluralidad democrática, coarta la libertad general y, al contraponer cruelmente, destruye el deseo y el afán de la colaboración y la solidaridad.

Los argentinos tenemos experiencia en ese pasado de partidos políticos. Ella muestra que no respondieron a las expectativas y fueron, en ocasiones, origen de algunos males. Los "golpes de estado" (cívico militares) se originaron en partidos minoritarios que, al no poder llegar electoralmente, propiciaban, impulsaban y, lógicamente, participaban de los mismos. Esta situación se ha repetido en los últimos tiempos, como procesos "destituyentes", en los que la temática social actuó de medio impulsor. La invasión a las calles y, en ocasiones, actos de violencia incontrolada, desestabilizan gobiernos y destruyen su autoridad. En el exterior también hay hechos que materializan experiencias, como las que se observo en Paraguay que, pese a que su cambio presidencial se desarrollo institucionalmente, no encontró sustento internacional. Un tema importante, por su similitud actual, es el proceso en desarrollo en Venezuela, donde una real sórdida puja electoral, iguala al oficialismo y la oposición- En realidad, nos encontramos ante una nueva y diferente conformación del acceso al poder en democracia, en el cual, seguramente, la participación ciudadana adquirirá un nuevo perfil. Esta variable debería llevar a que suceda lo mismo en los dirigentes, si es que realmente desean ser sus genuinos representantes.

El medio de actualidad para llegar al poder ya no es el plan o los antecedentes , sino la difusión , propaganda y exposición a la sociedad de los candidatos políticos a cargos públicos. Por la necesidad de ser conocidos. los políticos han aprendido y actúan como actores. Esta nueva "comunicación", se observa hasta en los ámbitos del Vaticano, donde el Papa Francisco (nuestro cardenal Jorge Bergoglio), esta en un proceso de constante innovación. Ya no se trata de partidos y tampoco de ideologías, sino de individuos que intentan captar el apoyo de la ciudadanía mostrando su personalidad como la bandera convocante. Esta nueva relación de dirigentes y sociedad, lleva, indudablemente, al aumento del poder individual y su acumulación en una persona, con los riesgos y peligros que ello configura-

Los avances de la cibernética, con su estrella digital de Internet, ha modificado "virtualmente" los enlaces clásicos en la Humanidad. Hasta hace poco tiempo, la televisión y la radio llegaban a todos, pero ahora la WEB, permite que todos puedan contestar y, lógicamente, opinar. Cada mensaje digital en un foro o una publicación digital, despierta comentarios libres de terceros, que dicen lo que piensan y sienten, sin restricción alguna. Diríamos que la opinión publica adquiere voz y se hace presente y concreta en "tiempo real", cuestión que aun algunos dirigentes no lo han percibido. Este nuevo escenario, quizás, sera la respuesta equilibradora a la concentración del poder del personalismo, pero no se cuenta con la experiencia que lo transforme de idea a sistema..

En el diario digital "El País" (España 01 dic 2013) publica José Natenson una nota titulada "Todos los nombres" en la que describe con claridad la "metamorfosis de la representación" (Bernard Marin). El trabajo se explaya sobre la situación de Argentina, explicando que nos encontramos ante un "contexto político mas fluido" y que el accionar electoral se ha convertido en "una técnica de publicidad y marketing político". en la que las "personas son el eje electoral". Es decir, esta nota repite lo que ya de alguna manera sabemos. En nuestro país ya no compiten partidos políticos, sino personajes que para cumplir con la legislación forman agrupaciones de las que son el centro y motivo.

En nuestro ambiente, después del ultimo acto electoral, donde el triunfo la oposición no logro desestabilizar al oficialismo, se observa que este no tan solo mantiene la incitativa, sino que actúa conduciendo las variables 

La oposición se contenta con opinan y critican, pero sin ningún resultado cierto. En verdad, el oficialismo esta hábilmente "corriendo en el tiempo" los problemas críticos, para que, sus consecuencia y eventual solución, se tenga que dar en el gobierno siguiente. . No hay dudas que para la próxima compulsa, el gobierno seguirá promoviendo el fraccionamiento de los opositores, para asegurar su núcleo duro como respuesta. Lo que no esta claro es el proceder de los opositores, que tendrían una oportunidad de contrastaste y de definición en la PASO (Primarias) en las que surgirá concretamente la posición de cada uno. Si a la elección la oposición va fraccionado sus posibilidades son inciertas, sin embargo, si encuentra la forma de unión (por ejemplo tras el de mayor caudal en las PASO) adquirirá un empuje que puede hacerlo gobierno.

Si la llamada oposición, buscara realmente una solución a la actual temática, debería encontrar las formas de actuar unida, procediendo, por ejemplo: 

- Determinar claramente como se atenderán los problemas de coyuntura resultantes de la inflación, seguridad y corrupción y fijar claramente los objetivos del país.

-. Acordar que la resultante de la PASO señalara la candidatura a Presidente para el que obtenga mayor cantidad de votos y Vicepresidente al que lo siga, siendo esta la formula única de todos los partidos. .

- Presentar al electorado el plan acordado y los futuros funcionarios del Poder Ejecutivo. De esta manera se tendrá en la compulsa, no tan solo idea de personas, sino de equipos y, por lo tanto, posibles acciones. Los actuales políticos en el gobierno tienen un largo periodo en ejercicio del poder que, seguramente, lo aprovecharan para fortalecerse y presentarse con algún "maquillaje" renovador

- Los opositores, están aferrados a seguir solo como críticos el accionar oficial y, lamentablemente, no muestran una vocación de unidad creíble, pero, quizás, puedan aprender la lección de que fraccionados no son nada y que solo la unión los hará una fuerza. La ingeniería política puede ser la metodología que oriente.

Los actuales políticos en el gobierno tienen un largo periodo en ejercicio del poder que, seguramente, lo aprovecharan para fortalecerse y presentarse con algún "maquillaje" renovador- Los opositores, están aferrados a seguir solo como críticos el accionar oficial y, lamentablemente, no muestran una vocación de unidad creíble, pero, quizás, puedan aprender la lección de que fraccionados no son nada y que solo la unión los hará una fuerza. La ingeniería política puede ser la metodología que oriente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario