miércoles, 2 de octubre de 2013

La capellanía mayor del ejército cumplió 200 años. Recibió la orden al Mérito Militar en el grado de Gran Cruz a la Capellanía Mayor del Ejército.


La Capellanía Mayor del 
Ejército Argentino
cumplió 200 años



Recibió la Orden al Mérito Militar 
en el grado de 
Gran Cruz

Buenos Aires (AICA): El 24 de septiembre, en el salón de actos del Edificio Libertador, se celebró un tedeum por los 200 años de la creación de la Capellanía Mayor del Ejército. La ceremonia fue presidida por el administrador diocesano del obispado castrense, monseñor Pedro Candia, quien estuvo acompañado de los capellanes y mayores de las fuerzas. La oración contó con la presencia del ministro de Defensa, Agustín Rossi.

La ceremonia fue presidida por monseñor Pedro Candia, administrador diocesano del obispado castrense, acompañado por el capellán mayor del Ejército, presbítero Oscar Naef, y el capellán mayor de la Armada, monseñor Germán Carmona. También participaron los capellanes de Gendarmería Nacional y Prefectura Naval, junto con otros sacerdotes que trabajan pastoralmente en el Ejército.

La oración contó con la presencia del ministro de Defensa, Agustín Rossi, acompañado por el jefe del Ejército; el subjefe; generales, coroneles y mayores destinados en el ámbito de la ciudad y el Gran Buenos Aires; oficiales y suboficiales del Edificio Libertador, e invitados especiales.

Luego de leerse la correspondiente resolución del jefe del Estado Mayor General del Ejército, se entregó la orden al Mérito Militar en el grado de Gran Cruz a la Capellanía Mayor del Ejército.

Luego, el padre Naef leyó la bendición papal, la cual reza: “…el Sumo Pontífice les imparte la implorada Bendición Apostólica, que extiende complacido a todos los integrantes de la Fuerza, sus familiares y demás seres queridos”. En otro fragmento de este mensaje, el Santo Padre “saluda con afecto al señor administrador diocesano castrense y a los señores capellanes del Ejército, y se une a su acción de gracias al Señor por estos años de intensa y fecunda labor evangelizadora…”

No hay comentarios:

Publicar un comentario