viernes, 18 de marzo de 2016

Viernes Santo. La Guardia Real con su “Cristo de los Alabarderos”. written by Israel Antonio Molina-Barahona López.




Bandera de la Hispanidad en las Américas, 
adoptada como símbolo de las Américas
por la séptima conferencia internacional Americana 
deMontevideo el 13 de diciembre de 1933


Desde el siglo XVII, la Guardia Real de Palacio sale en Procesión con el Cristo de los Alabarderos y recorre las principales calles del centro de Madrid. Esta tradición de la Casa Real, mas concretamente de sus leales guardadores, se retomó en el año 2003, y desde entonces, junto a la Guardia Real, la Congregación del Santísimo Cristo de la Fe, Cristo de los Alabarderos y María Inmaculada Reina de los Ángeles, sale para realizar su estación de penitencia la tarde del Viernes Santo. 

Las primeras noticias documentadas de la Congregación, datan del año 1632, más concretamente un 4 de julio, cuando se acordó rendir culto a un crucificado que se encontraba en la iglesia de San Sebastián, al que dieron la advocación del Santísimo Cristo de la Fe. Sería en el año 1753, cuando los miembros de la congregación, invitan a los oficiales de la Guardía Real, para que portaran al Cristo, por lo que, popularmente, la talla empezó a recibir el nombre de “Cristo de los Alabarderos”, ya que fueron ellos, los Alabarderos Reales, los encargados de procesionar con el Cristo.


La talla, obra de José Piqué Duart, de 1836, fue destruida 100 años después, en 1936. Se sustituyó pues una de escayola, obra del escultor Ricardo Font Store, que siguió procesionando hasta los años 40. En el año 1997, la Jefatura de la Guardia Real es informada de la existencia en la Iglesia de San Sebastián del Cristo de los Alabarderos, que inició los tramites de inmediato para refundar la congregación. Se encargó una nueva imagen al escultor José Antonio Martínez Horche, realizando la congregación su primera salida procesional el 18 de abril de 2003, acompañado del cuerpo de Alabarderos de la Guardia Real. 

El martes 22 de marzo, a las 17:00, en la Catedral Castrense de Madrid (a la altura de la calle mayor, 79 Junto al Consejo de Estado), después de la misa y entorno a las 18:00, se hará el solemne traslado del Cristo de los Alabarderos al Palacio Real.


A las 19:00 del Viernes Santo, por la Puerta del Príncipe, que es la que da a la Plaza de Oriente, la talla escoltada por la Guardia Real saldrá del Palacio Real y recorrerá Bailén, Mayor, la Plaza de la Villa, Plaza Mayor, calle de la Sal y la de Postas, para acabar en la Catedral Castrense. La unidad de música de la Guardia Real, con pífanos y tambores, acompañará la procesión. 

Un verdadero espectáculo, donde la tradición, la sobriedad de la Guardia Real y de la Congregación, se unen para acompañar al Señor de los Alabarderos, hacer su estación de penitencias por las Calles del casco histórico de la Capital del Reino de España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario