viernes, 4 de abril de 2014

Jesuita chileno nombrado consultor de Consejo pontificio para el Diálogo interreligioso. Se trata del Pe. Jose Manuel Arenas sj, sacerdote de la Compañía de Jesús, quien desde 2009 es el director de la Comisión Nacional de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso (CONEDI), organismo de la Conferencia Episcopal de Chile.






Quiénes somos 

Los Caballeros de la Orden, soldados de Dios, somos jesuitas laicos, somos hombres y mujeres de frontera, dispuestos a estar en aquellos lugares donde hay situaciones de injusticia, donde otros no pueden o no quieren estar, donde se puede tener un efecto multiplicador en bien de la misión. Hombres preparados para responder a las necesidades de nuestro mundo, solidarizándonos con las víctimas de esta historia y así acompañar a Jesús rumbo a la cruz. Somos Compañeros de Jesús, amigos para la misión, y estamos al servicio de la Mayor Gloria de Dios.

Orden Caballeros del Papa en América
Los Jesuitas conquistaron Sud América para la Iglesia de Roma 
(dijo Lord Maculay)


La Nunciatura Apostólica en Chile ha informado que el Santo Padre Francisco ha nombrado al P. José Manuel Arenas H., S.J., como Consultor del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso. 

El P. Arenas, sacerdote de la Compañía de Jesús, es, desde 2009 hasta hoy, el director de la Comisión Nacional de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso (CONEDI), organismo de la Conferencia Episcopal de Chile.

Según explicó el sacerdote, el nombramiento es por un quinquenio, encargo que dijo recibir con disponibilidad. “Espero, de alguna manera, sentirme apoyado, además de nuestro Cardenal y de los miembros de la CONEDI y del Departamento arquidiocesano, por las excelentes personas que he ido conociendo en estos años y que, con mucha apertura de corazón, comparten este camino de diálogo y de servicio para lograr un mundo más justo y en paz”. 

El padre Arenas también expresó su gratitud hacia un compañero de comunidad que, según explicó, ha sido un gran aliciente en este trabajo. Se trata del P.Josse van der Rest, “que desde el primer día en que recibí el encargo el año 2009, me ha señalado que el diálogo interreligioso es una prioridad capital en el mundo de hoy. Algo que no podría hoy dudar nadie que haya leído la exhortación Evangelii Gaudium, especialmente en su capítulo IV”.

La noticia se ha hecho pública este sábado 29 de marzo al mediodía hora de Roma.

Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso El precursor del actual Pontificio Consejo para el Diálogo Inter-religioso, creado por Juan Pablo II en 1988 con la “Pastor Bonus”, fue el Secretariado para los no Cristianos, instituido por Pablo VI en 1964 para promover estudios adecuados y favorecer relaciones amistosas con los seguidores de las religiones no cristianas.

En sus aspectos doctrinales y prácticos, este Secretariado respondía en gran medida a las ideas expresadas en la Declaración conciliar “Nostra aetate” de 1965. Cuando Juan Pablo II cambió su nombre a Pontificio Consejo para el Diálogo Inter-religioso señaló que el objetivo de este Dicasterio de la Curia Romana era promover y regular las relaciones con miembros y grupos de Religiones que no están incluidas bajo el nombre de cristianas y con aquellos que, de alguna manera, muestran un sentido religioso.

Existe hoy, en el ámbito del Consejo, la Comisión para las Relaciones Religiosas con los Musulmanes, cuyo Presidente es el Cardenal Francis Arinze, también Presidente del Pontificio Consejo. La Comisión fue instituida por Pablo VI en 1974, como una oficina diferente pero relacionada con el entonces Secretariado para los no Cristianos. Su objetivo era estimular las relaciones religiosas entre musulmanes y católicos, y estaba abierta a la posible colaboración de otros cristianos.

El Secretario del Pontificio Consejo es el Obispo Michael Louis Fitzgerald, M.Afr. y el Subsecretario, el Padre John Bosco Masayuri Shirieda, S.D.B. Cuenta con 46 Miembros, 40 Consultores y un equipo de 8 personas. Los Oficiales del Consejo y el personal viajan a menudo para participar en encuentros y en conferencias internacionales con representantes de Iglesias cristianas y no cristianas y también reciben a personalidades en sus oficinas vaticanas. Mantienen frecuentes contactos con el mundo del Islam, del Budismo y del Hinduismo. Todos los años envía un mensaje a los musulmanes al final del período de ayuno del Ramadán, firmado por el Cardenal Arinze.

El Consejo también estudia las sectas y los nuevos movimientos religiosos y participa en reuniones con miembros de otras denominaciones cristianas para tratar estos temas. Las últimas reuniones de este tipo fueron promovidas por la Alianza Mundial de las Iglesias Reformadas en colaboración con la Federación Luterana Mundial y el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos.

Las Religiones Tradicionales son otro campo de interés del Pontificio Consejo para el Diálogo Inter-religioso. En 1992, tras su asamblea plenaria, el Consejo escribió una carta sobre la pastoral con estas Religiones. Se publicó en inglés, francés, español y portugués y se envió a las Conferencias episcopales de América, Asia y Oceanía. 

El Consejo ha creado la Fundación “Nostra aetate-Becas de Estudio” con el fin de ofrecer ayuda a estudiosos de otras religiones que deseen profundizar su conocimiento sobre el cristianismo para aplicarlo después en la enseñanza, y a otras actividades relacionadas con el diálogo inter-religioso. También publica una revista trimestral llamada “Bulletin” que edita artículos en inglés y en francés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario