jueves, 24 de abril de 2014

El 22 de abril de 1541, en la basílica romana de San Pablo y ante la imagen de la Santísima Virgen, hicieron los votos solemnes los primeros jesuitas.





Quiénes somos 

Los Caballeros de la Orden, soldados de Dios, somos jesuitas laicos, somos hombres y mujeres de frontera, dispuestos a estar en aquellos lugares donde hay situaciones de injusticia, donde otros no pueden o no quieren estar, donde se puede tener un efecto multiplicador en bien de la misión. Hombres preparados para responder a las necesidades de nuestro mundo, solidarizándonos con las víctimas de esta historia y así acompañar a Jesús rumbo a la cruz. Somos Compañeros de Jesús, amigos para la misión, y estamos al servicio de la Mayor Gloria de Dios.

Orden Caballeros del Papa en América
Los Jesuitas conquistaron Sud América para la Iglesia de Roma 
(dijo Lord Maculay)
.

Querido Comandante Gran Maestre, queridos amigos de Jesús, hermanos en Cristo resucitado. 

Hoy es un día de gozo para nosotros y toda la Santa Iglesia de Roma. Unidos en la alegría por la resurrección del Señor, celebramos la festividad de Santa María Virgen, Madre de la Compañía de Jesús.

El 22 de abril de 1541, en la basílica romana de San Pablo y ante la imagen de la Santísima Virgen, hicieron los votos solemnes los primeros jesuitas.

Ya han pasado 473 años, cargados de vicisitudes, alegrías y también penas, pero la fe y el deseo de seguir los pasos de Jesús, ha hecho que la obra de San Ignacio de Loyola se haya perpetuado en el tiempo.

A nosotros corresponde como laicos comprometidos, no olvidar su ejemplo y enseñanzas y ahora más que nunca ser soldados de frontera.

El Priorato General del Reino de España, ha establecido este día como festividad oficial junto al 31 de Julio. Hoy participaremos de la Eucaristía en la Iglesia de San Ignacio de Loyola de Coria, nuestra Sede Espiritual y elevaremos nuestras oraciones por todos los cristianos perseguidos, los pobres, nuestra orden y las intenciones del Santo Padre, rogándole a Santa María Virgen y a su advocación en la Santísima Virgen de Argeme, para que interceda por nuestras peticiones ante el Señor.

Que el Señor os conceda la valentía de proclamar su nombre y de manifestar ante todos, que sois hijos de Dios.

¡Un solo Señor, una sola fe, un solo Bautismo, un solo Dios y Padre!.

Oración de la Fiesta de Santa María, 

Madre de la Compañía de Jesús.


"Dios omnipotente y eterno, tú que has enviado tu Palabra al mundo haciéndola nacer de María, la Virgen; confírmanos como servidores de esa misma Palabra en la Compañía de tu Hijo, consagrada a ti delante de Santa María, nuestra Madre"


No hay comentarios:

Publicar un comentario