lunes, 24 de febrero de 2014

Conferencia sobre los Impactos Humanitarios de la Armas Nucleares, Nayarit. La Conferencia congregó representantes de los gobiernos de 146 países, de organismos multilaterales, expertos y sociedad civil. La mayoría de los estados con armas nucleares estuvieron ausentes.




Quiénes somos 

Los Caballeros de la Orden, soldados de Dios, somos jesuitas laicos, somos hombres y mujeres de frontera, dispuestos a estar en aquellos lugares donde hay situaciones de injusticia, donde otros no pueden o no quieren estar, donde se puede tener un efecto multiplicador en bien de la misión. Hombres preparados para responder a las necesidades de nuestro mundo, solidarizándonos con las víctimas de esta historia y así acompañar a Jesús rumbo a la cruz. Somos Compañeros de Jesús, amigos para la misión, y estamos al servicio de la Mayor Gloria de Dios.


Orden Caballeros del Papa en América
Los Jesuitas conquistaron Sud América para la Iglesia de Roma 
(dijo Lord Maculay)


La mayoría de los estados con armas nucleares ausentes en conferencia sobre impacto humanitario

Los ausentes de la reunión de dos días fueron los representantes del Grupo P5 (los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas – Estados Unidos, China, Rusia, Francia y Gran Bretaña), como también Israel y Corea del Norte. India y Pakistán fueron los únicos estados nuclearmente armados que asistieron a la reunión. 

Los participantes, que incluyeron también las Naciones Unidas, el Comité Internacional de la Cruz Roja, 35 organizaciones nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y organizaciones de la sociedad civil escucharon el testimonio de sobrevivientes de los ataques de Hiroshima y Nagasaki (hibakushas), expertos y académicos quienes documentaron las consecuencias devastadoras que tendría una explosión nuclear, de cualquier origen, sobre la seguridad alimentaria, el desarrollo económico, la salud pública, el cambio climático y las migraciones de personas.

Muchos de los gobiernos asistentes y otros delegados expresaron la creencia de que una documentación exhaustiva de la naturaleza catastrófica y del alcance global de una detonación nuclear dará suficiente ímpetu al movimiento para lograr un tratado para dejar las armas nucleares fuera de la ley internacional

Otros enfatizaron que el progreso dependía de esfuerzos exitosos para convencer a los estados con armas nucleares para que acepten a los estados sin armas nucleares como participantes esenciales en negociaciones específicas sobre los distintos aspectos del control de armas y del desarme nuclear. 

El gobierno mexicano, que fue anfitrión de la Conferencia realizada el 13 y 14 de febrero, señaló que las armas nucleares son las únicas armas de destrucción masiva que no han sido declaradas ilegales. También enfatizó que las armas nucleares son la más peligrosa, destructiva, indiscriminada, dañina, riesgosa y costosa manera de librar guerras en la historia de la humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario