miércoles, 26 de febrero de 2014

1812- 27 de febrero- 2014 202° aniversario de la Creación de nuestra bandera Nacional. Por S.E. Doctor Don Eugenio Francisco Limongi, Gran Canciller Orden de los Caballeros de Su Santidad el Papa "San Ignacio de Loyola".



Quiénes somos 

Los Caballeros de la Orden, soldados de Dios, somos jesuitas laicos, somos hombres y mujeres de frontera, dispuestos a estar en aquellos lugares donde hay situaciones de injusticia, donde otros no pueden o no quieren estar, donde se puede tener un efecto multiplicador en bien de la misión. Hombres preparados para responder a las necesidades de nuestro mundo, solidarizándonos con las víctimas de esta historia y así acompañar a Jesús rumbo a la cruz. Somos Compañeros de Jesús, amigos para la misión, y estamos al servicio de la Mayor Gloria de Dios.


Orden Caballeros del Papa en América
Los Jesuitas conquistaron Sud América para la Iglesia de Roma 
(dijo Lord Maculay)



El 24 de enero de 1812, el Triunvirato ordenó a Manuel Belgrano que partiera hacia Rosario con un cuerpo de ejército para controlar las agresiones españolas e instalar dos baterías en las barrancas del Paraná.

Para que sus soldados no siguieran usando los distintivos españoles, solicitó al gobierno, una Escarapela para identificación de la tropa En su nota del 13 de febrero propone que la escarapela que distinguía a nuestros soldados, fuera única para todos y distinta de la española y así el Triunvirato por decreto crea según diseño de Belgrano, el 18 de febrero de 1812, como Escarapela Nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata, la de dos colores: Blanco y Celeste, dejando abolida la anterior de color rojo.

Belgrano se entusiasmó con el decreto y le respondió al Triunvirato, anunciándole que el día 23 de febrero de 1812, entregó las escarapelas a sus tropas para que "acaben de confirmar a nuestros enemigos de la firme resolución en que estamos de sostener la independencia de la América".

Era uno de los pocos que por aquel entonces se animaba a usar la palabra independencia. El Triunvirato, y sobre todo su secretario, Bernardino Rivadavia, estaba preocupado en no disgustar a Gran Bretaña, y a su embajador en Río de Janeiro, Lord Strangford, con quien estaba negociando la retirada de los portugueses de la Banda Oriental, a condición de que no se mencionase el tema de la independencia.

Dado ya el primer paso, distribuidos los nuevos colores (tan populares entre los criollos desde la época de la segunda invasión inglesa) designa Belgrano a las nuevas baterías - que el celo del coronel Monasterio está terminando - con los sugestivos nombres de “Libertad” e “Independencia”.

En base a estos colores Belgrano manda por nota del 27 de Febrero de 1812, confeccionar la Bandera con los mismos colores de la escarapela: Blanco y celeste. E informa al Triunvirato: “...siendo preciso enarbolar bandera, y no teniéndola, mandela a hacer blanca y celeste conforme a los colores de la Escarapela Nacional; “

Mas allá de que nuestra enseña nacional hoy, no sea exactamente la creada por Belgrano, el 27 de febrero es una fecha histórica ya que por primera vez se iza en estas orillas del Plata, UNA BANDERA INDEPENDIENTE QUE DEBÌA DISTINGUIR A NUESTRA NACIÒN EN EL CONCIERTO DE LAS NACIONES y que representa los valores que su creador quiso para la Patria que estaba naciendo y por la cual estaba luchando y que son los mismos que el predicó y practicó hasta su muerte - un 20 de junio de 1820- : Libertad, Igualdad, Justicia, Humildad, Honestidad, Sacrificio, Renunciamiento, Amor por la educación, Respeto por las leyes.

Toda una lección de vida contenida en esos pliegos blancos y celestes que fueron izados con tanta esperanza ese 27 de febrero de 1812, y que no debemos olvidar si queremos que la patria sea lo grande que desearon aquellos grandes que la construyeron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario